Sociedades de Información crediticia

Es común escuchar a la gente decir que “tu historial crediticio aparece en el momento en el que dejas de pagar una deuda” o que “las Sociedades de Información Crediticia son una lista negra de las personas que no pagan”, pero eso no podría estar más alejado de la realidad. Acá te cuento qué son las Sociedades de Información Crediticia.

Las Sociedades de Información Crediticia (SIC) son entidades privadas financieras que generan informes acerca del historial crediticio de personas o empresas. En México existen dos entidades: el Círculo de Crédito y el Buró de Crédito. Ambas están autorizadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHCP), por el Banco de México (Banxico) y por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para revisar los historiales crediticios, también conocidos como Reportes de Crédito. En este se incluye toda la información relacionada al historial crediticio de una persona o empresa, como pueden ser créditos hipotecarios, automotrices, tarjetas de crédito, préstamos personales o servicios básicos como agua o luz.

¿Cómo funcionan?

Una persona o empresa aparece en las SIC en el momento en el que solicita un primer crédito. No es una “lista negra”, ya que el Reporte de Crédito se genera sin importar si el crédito se ha pagado a tiempo o si hay un retraso en el pago.

Estas empresas recopilan datos, por lo que únicamente sirven como una herramienta informativa. Se evalúa el comportamiento crediticio y se genera una calificación o un “Score”, dando una puntuación entre los 400 y los 850 puntos. Si por algún motivo te atrasas en los pagos o dejas de pagar, tu Score cambia. Por otro lado, si pagaste a tiempo tendrás una calificación positiva.

El Reporte de Crédito se puede solicitar una vez al año de forma gratuita. Solo lo puede ver el titular y los otorgantes de crédito expresamente autorizados por el mismo. 

¿De qué te sirven?

Dependiendo del comportamiento crediticio que tengas puede llegar a ser algo positivo estar dentro de las SIC. Tener un buen Score te permitiría contratar cualquier producto financiero. También facilitaría el proceso de solicitar un crédito, ya que tienes un documento que indica que no presentas mayor riesgo. Te amplía la gama de posibilidades con relación a las metas que quieres alcanzar.

Es importante recalcar que el Score se puede mejorar. Si por alguna razón no puedes cumplir con tus obligaciones financieras es aconsejable que consultes junto con el otorgante de crédito o deudor qué opciones tienes para saldar los pagos pendientes.

En Eliiot tenemos a un grupo de expertos que te ayuda a negociar con las instituciones. Te ofrecemos una solución a tu medida y te asistimos en cada paso del camino para que puedas conseguir lo que tanto quieres.