Evita caer en un crédito tóxico.

Imagina una persona que ya no puede dormir en paz, la ansiedad le consume y los nervios no le dejan al saber que tiene mil deudas. Sale de una y entra a otra. Por más que se esfuerza no logra romper ese círculo vicioso. Seguramente has conocido a esa persona o quizá lo has vivido tú mismo.

No te preocupes, sabemos lo duro que puede ser y por eso queremos ayudarte a tomar mejores decisiones a la hora de elegir un crédito para ayudarte.

Antes de solicitar un crédito tienes que conocer:

  • Tu situación financiera: analiza tu contexto financiero actual para ver en qué posición te encuentras, lo ideal sería no tener ninguna deuda, pero en caso de tenerlas es algo que debes contemplar, ya que tomar decisiones sin considerarlo te puede poner al límite con los gastos.
  • Motivo del crédito: este punto es fundamental, para definir qué te está impulsando a solicitar ese préstamo, ¿capricho, necesidad o es un crédito para saldar deudas? Piénsalo bien y no te saltes este paso.

Estos dos puntos te ayudarán a saber si realmente lo necesitas o puedes optar por realizar una mejor organización financiera para que así puedas cumplir con tus metas por tu propia cuenta.

Si ya definiste estos dos puntos y aún así quieres solicitar un crédito, te brindaré algunos eliiotips para identificar a las instituciones fraudulentas.

Debes sospechar si la empresa que te dará el crédito te aplica alguna de estas opciones:

  1. Si no reporta a buró de crédito o si te piden realizar un pago como garantía, ese tipo de pagos se conocen como los “gota a gota».
  2. Si no te dejan leer el contrato o peor, si no te dan uno al otorgar el préstamo.
  3. Si ya te dieron el préstamo y ves que por más que realizas tus pagos a tiempo la deuda no baja.
  4. Si sorpresivamente cambian de razón social.
  5. Si establecen que realizarán modificaciones al contrato sin tu consentimiento.
  6. Si notas que se aprovechan de tu estado emocional vulnerable.

Por favor, no caigas en empresas fraudulentas que buscan aprovecharse de tu necesidad, por eso ingresa siempre a la siguiente página para conocer todas las instituciones en regla: https://webapps.condusef.gob.mx/SIPRES/jsp/pub/index.jsp Así estarás seguro y no caerás en engaños. Sé cuidadoso.

¿En qué momento NO debes solicitar un crédito?

  1. Si estás desesperado, tómate un momento e intenta pensar con la cabeza fría, es por tu bien.
  2. Si lo que quieres pagar tiene un tiempo de vida menor al que te va a tomar pagar el crédito solicitado.
  3. Cuando ya tengas comprometido tu ingreso para el pago de otras deudas.
  4. Si vas a destinar más del 30% de tu ingreso mensual para realizar el pago.
  5. Si no tienes disciplina para organizar tus finanzas y realizar un plan de ahorro.
  6. Si sólo realizarás pagos mínimos.  

¿Cuándo solicitar un crédito?

  1. Cuando quieres hacer crecer tu negocio o si planeas utilizarlo para emprender.
  2. Cuando quieres adquirir una casa, terreno o un automóvil, esta inversión servirá para construir tu patrimonio,
  3. Si quieres invertir en la educación de tus hijos.
  4. Si eres una persona disciplinada y organizada con tus finanzas.
  5. Si tu puntaje en buró de crédito dice que eres un buen cliente. Esto te ayudará a obtener otros créditos en el futuro.

Ahora que sabes cuándo solicitar y cuándo no solicitar un crédito tienes que considerar lo siguiente si tu respuesta sigue siendo “sí quiero un crédito”:

  1. Tasas de interés: verifica siempre que sea menor al 40%.
  2. Historial crediticio: tienes que mantener un récord positivo, para poder obtener las mejores tasas de interés y las mejores condiciones generales.
  3. Cuota mensual: es la cantidad que se irá abonando cada mes con intereses y parte proporcional de la cantidad obtenida del crédito.
  4. Plazo: antes de que firmes, tienen la obligación de decirte el tiempo que durará tu crédito. Esto debe venir establecido en el contrato que te proporcionen. Verifica siempre que concuerde toda la información.
  5. Capacidad de pago: te pedirán que compruebes tus ingresos, para ver si eres acreedor a la suma que solicitaste.
  6. Tiempo de validación: todo crédito debe ser aprobado, por eso considera el tiempo que tardarán, antes de sentir que tienes el dinero en tu cuenta.
  7. Condiciones: Existen diferentes modalidades de crédito para diferentes situaciones, por ejemplo: unos incluyen seguros de vida o de desempleo, tasas de interés fijas, etc. Asegúrate de solicitar el que mejor se adapte a tu contexto de vida.

Recuerda, que la información es poder, por eso no dudes en hacerle algunas preguntas a tu asesor para que tengas todo súper claro, aquí te dejamos algunos ejemplos:

  • ¿Cuáles son los tipos de créditos que ofrecen?
  • ¿Cuál es la tasa de interés de cada uno de los créditos que manejan?
  • ¿Qué tiempo demora la aprobación del crédito?
  • ¿Puedo hacer pagos anticipados?
  • ¿Se pueden modificar las condiciones iniciales en algún momento que lo requiera?
  • En caso de incumplir con los pagos ¿qué procede?

Todas estas preguntas anótalas y si te surgen más, no dudes en hacérselas saber a tu asesor para que te pueda orientar y así tengas más claridad a la hora de elegir el préstamo que te conviene y se adecua a tus necesidades. De esa forma te estarás asegurando de no caer en el mundo de las toxicidades crediticias.

Por último, pero no menos importante: antes de solicitar un crédito investiga a fondo, ya que estos no son tu única opción. Recuerda que cuentas con mi apoyo, no dudes en contactarte conmigo, especialmente si quieres recuperar tu salud financiera. Yo soy Elliot, tu coach financiero inteligente y te ayudaré a negociar las deudas que tengas hasta en un 75% de descuento sobre el total. Aquí te dejo un link por si quieres mayor información y estar en comunicación conmigo. Estaré encantado de apoyarte: https://bit.ly/Eliiot-web

Y bueno, ya te di unos eliiotips que te ayudarán a no caer en las garras de una institución informal, falsa y sobre todo tóxica. Ahora es tu turno, déjame en los comentarios qué otra recomendación se te ocurre para no caer en un crédito fraudulento o si conoces una historia de terror al respecto, te leemos. Entre todos podemos aprender a no ser presas de este tipo de engaños.